Reemplazan las oficinas realizadas dentro de galpones de tipo industrial, y a su vez cuentan con interiores confortables y con una estética destacable.

Módulos revestidos exteriormente con placas cementicias, que pueden entregarse pintadas o salpicadas con revestimientos plásticos.

El uso de estos materiales en el exterior nos ofrece un estilo y terminación semejantes a los de la construcción tradicional de mampostería, tan apreciada en nuestra cultura latina.

Además de las mencionadas ventajas estéticas, la calidad de estos materiales determina una muy prolongada duración sin necesidad de constantes repintados y mantenimiento.

Interiores
En los interiores, Ud. puede seleccionar cualquiera de los revestimientos y terminaciones utilizados en la construcción de más alta calidad.

Estas paredes pueden estar revestidas con placas de yeso-cartón (Durlock en Argentina), planchas de aglomerados melamínicos, boiserie de maderas varias, papeles pintados, etc.

En cuanto a los pisos, la posibilidad de elección es amplísima y dependerá del carácter y uso del local, pudiendo disfrutar de la perfecta superficie del porcellanato, la calidez de las cerámicas esmaltadas o de estilo español, de mullidas y elegantes alfombras en oficinas o dormitorios, pisos vinílicos termosoldados en los locales públicos y comerciales, pisos flotantes elaborados con placas de maderas laminadas, etc.

Ventajas
Las construcciones armadas con este tipo de módulos pueden ser relocalizadas o utilizarse como permanentes, ofreciéndonos la posibilidad de disponer de ámbitos de alto nivel y confort en plazos mucho más cortos que los que necesitaríamos para disponer de ellos en la construcción tradicional, sobre todo en emplazamientos lejanos de centros poblados.